jueves, 7 de enero de 2010

Se fue otro Ícono de la Música en Español, Sandro


On behalf of Gabriel Abaroa, President of the Latin Recording Academy. “Argentina and all of Latin America has lost an icon with the passing of Roberto Sanchez, “Sandro,” whose sensual dance moves and emphatic vocals made him one of the greatest pioneers of rock in Latin America. Our deepest sympathies extend to his family, friends and fans as we will forever be influenced by his impact on music and Latin culture.”
Los restos del popular cantante argentino Sandro fueron sepultados hoy en un cementerio privado del partido bonaerense de Almirante Brown, luego del velatorio a cajón abierto que se realizó en el parlamento argentino, donde miles de personas despidieron al músico durante casi 24 horas.

Roberto Sánchez, quien falleció el pasado lunes a los 64 años, fue inhumado en el marco de una ceremonia privada que se demoró debido a que una multitud siguió el cortejo desde el Palacio Legislativo hasta el cementerio, previo paso por la casa donde vivía Sandro en Banfield, al sur de la provincia de Buenos Aires.
La caravana partió al mediodía desde el Parlamento al llegar a la residencia del artista se encontró con unas 6.000 personas que lo esperaban para seguir expresándoles su cariño tirándole flores, rosas y besos al auto que trasladaba los restos de cantante.

El velatorio del músico comenzó el lunes y duró casi 24 horas, ya que fue interrumpido solo por un rato durante la madrugada de hoy para abrir las puertas nuevamente a las 10, ante la cantidad de fans que aguardaban para despedir a Sandro.
Unos 50.000 fanáticos despidieron a su ídolo y se enfrentaron a las altas temperaturas del lunes por la tarde seguido de una intensa lluvia por la noche, situación que no los amedrentó.

La ceremonia se llevó a cabo en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso Nacional y sin la presencia de cámaras de televisión y fotógrafos, por expreso pedido de su viuda, Olga Garaventa.
La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kircnher, se comunicó con la viuda del artista para expresarle “su respeto y su dolor” por la muerte del ídolo, según informó el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, en declaraciones radiales.

El entrenador del seleccionado, Diego Maradona, aseguró en declaraciones a la prensa que lloró “mucho” por el fallecimiento de Sandro y contó que le hubiera “encantado conocerlo” porque “fue el más grande”.
Entre quienes concurrieron al Parlamento estuvieron la popular conductora de televisión, Susana Giménez, la actriz Soldedad Silveyra, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el jefe de Gabinete.

Un patrullero policial encabezó la caravana de nueve automóviles con coronas que precedieron al coche fúnebre, cubierto con una bandera argentina, que además fue acompañado por dos helicópteros y una autobomba que hizo sonar la sirena a lo largo del extenso recorrido.
Los canales de televisión, las radios y los diarios online siguieron minuto a minuto los detalles de la despedida y el impacto por su muerte fue comparado con el causado tras el fallecimiendo de Carlos Gardel.

Sandro, afectado por su adicción al tabaco, falleció el lunes a las 20:40 (23:40 GMT) en el Hospital Italiano de la ciudad de Mendoza, donde el 20 de noviembre había sido sometido a un trasplante de corazón y pulmones.
Durante varias semanas el músico luchó para recuperarse y fue sometido a cinco operaciones más, aunque el lunes no pudo sobreponerse a un shock séptico.

Los médicos que asistieron al artista afirmaron que hicieron “todo lo posible” para salvar su vida y expresaron que el cantante “dejó varios mensajes” a favor de la donación de órganos y contra las adicciones, en relación a la inclinación del músico por el tabaco.
La muerte de Sandro generó conmoción entre los fanáticos del artista, así como también de reconocidas personalidades del espectáculo y de la política, quienes elogiaron la trayectoria del cantante con frases como “se fue un ídolo popular”, “tenía un don especial” y “es como el fallecimiento de Gardel”.