domingo, 1 de febrero de 2009

Luciano Pavarotti, el Ángel regresa al Cielo

Luciano Pavarotti, el célebre tenor cuya portentosa voz y carisma inigualable lo convirtieron en uno de los cantantes de ópera más admirados en la historia, falleció a la edad de 71 años.
A Pavarotti se le había diagnosticado cáncer pancreático en el año 2006, y debió someterse a más tratamiento para su padecimiento en agosto siguiente.

"El Maestro libró una larga y dura batalla contra el cáncer pancreático, que finalmente cobró su vida. De manera congruente con la actitud que caracterizó su vida y obra, se mantuvo optimista hasta que quedó abatido en la última etapa de su enfermedad", señaló el comunicado de su representante Terri Robson.

El tenor, fue ingresado por una infección pulmonar el 8 de agosto del 2007 en el Hospital Policlínico de Módena, en el norte de Italia, y salió del mismo el pasado 25 de agosto. Durante el verano del 2006, el tenor fue operado de un cáncer de páncreas, lo que le obligó a retirarse de la vida pública.

El cantante de ópera murió hacia las 5 horas de la mañana del 6 de setiembre, después de que los medios italianos difundieran unas declaraciones de Pavarotti en las que agradecía el Premio Excelencia en la Cultura de Italia que le concedió ayer el Gobierno italiano y que, según declaró, "celebra la magia de una vida dedicada al arte." "Siempre he pensado que en el entusiasmo, en la devoción y en el ánimo que transmitimos a los jóvenes está el verdadero valor y nuestra fuerza", señaló el cantante, que añadió que "compartir con los jóvenes la pasión y la experiencia es el tesoro más grande" que se les puede dejar y "la mayor oportunidad para dar un sentido a la vida"....

Nacido en las afueras de Módena, en el norte de Italia, era hijo de Adele Venturi, trabajadora en una fábrica cigarrera, y de Fernando Pavarotti, panadero y tenor aficionado, que estimuló a Luciano para comenzar sus estudios en el mundo del canto lírico. Aunque Luciano hablaba con cariño de su infancia, la realidad es que vivió ciertas penurias. Su familia tenía escasos recursos económicos; sus cuatro miembros se apiñaban en un apartamento de dos cuartos.

Según Luciano, su padre tenía una fina voz de tenor, pero rechazó la posibilidad de dedicarse a la carrera de cantante debido a sus nervios. La Segunda Guerra Mundial forzó a la familia a salir de la ciudad en 1943 y al año siguiente tuvieron que alquilar una habitación a un granjero en la campiña cercana, donde el joven Luciano desarrolló interés en la agricultura.

Sus primeras influencias musicales provinieron de las grabaciones de su padre, la mayoría de tenores populares de la época como Beniamino Gigli, Giovanni Martinelli, Tito Schipa y Enric Caruso. Sin embargo, el ídolo de Luciano fue el tenor Giuseppe Di Stefano. Cerca de los nueve años comenzó a cantar con su padre en el coro de una pequeña iglesia local. También en su juventud tomó algunas clases de vocalización con el profesor Dondi y su esposa, pero siempre concedió poca importancia a ambos.
En su acercamiento a la música popular, grabó duetos con Eros Ramazzotti, Sting, Andrea Bocelli, Liza Minnelli, Frank Sinatra, Michael Jackson, Ricky Martin, Laura Pausini, Enrique Iglesias, Lauryn Hill, Gloria Estefan, Celia Cruz, Celine Dion e inéditamente, con el brasileño Caetano Veloso, la argentina Mercedes Sosa y el grupo de rock irlandés U2. Con sus colegas y amigos, los tenores españoles Plácido Domingo y José Carreras, formó el trío Los Tres Tenores (The Three Tenors).
El 2 de junio de 1988 le nombran Cavaliere di Gran Croce Ordine al Merito della Repubblica Italiana. En su vida personal, Luciano Pavarotti fue un gran aficionado al fútbol, la pintura y los caballos. Unió su destino, durante 34 años, con Adua Verona, con quien tuvo tres niñas, Lorenza, Cristina y Giuliana, pero el 13 de diciembre de 2003 se casó en segundas nupcias con su asistente, Nicoletta Mantovani, 30 años menor que él y con ella tuvo a su cuarta hija, Alice.
Durante varios años seguidos a partir de 1991, Pavarotti respondió al llamado de la organización War Child, para recaudar fondos para la construcción de un centro de musicoterapia en Mostar. De esta forma, anualmente se organizaron conciertos en Módena bajo el título Luciano Pavarotti & friends, donde además participaban otras personalidades de la música internacional, como Anastacia y Mónica Naranjo, donde se recaudan fondos para diferentes causas y a beneficio de niños y hombres de todo el mundo.

Pavarotti fue muy solicitado en teatros de todo el mundo hasta su retiro en la Ópera Metropolitana de Nueva York, en marzo del 2004, donde interpretó el papel del pintor Mario Cavaradossi en la ópera Tosca, de Giacomo Puccini.
En mayo de 2004, en vísperas de su cumpleaños número 70, el tenor anunció El tour del Adiós compuesto por 40 conciertos en todo el mundo, para despedirse de los fieles seguidores de su canto. Pese a este retiro, en febrero de 2006 interpretó el aria Nessun dorma, del Turandot,de Giacomo Puccini, como cierre a la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2006 en el Estadio Olímpico de Turín.

Para los aficionados serios a la ópera, la belleza natural y el color de su voz hicieron de Pavarotti el intérprete ideal del repertorio lírico italiano. Para millones más, sus interpretaciones de arias como ''Nessun dorma'', de ''Turandot'' de Puccini y "Carusso" representaban la esencia de la ópera.

Reconocible instantáneamente por su espesa barba negra y su redondez envuelta en esmoquin, Pavarotti irradiaba una magia intangible que lo ayudó a conquistar corazones de un modo en que Plácido Domingo y José Carreras, sus compañeros en los conciertos ''Los tres tenores'', no pudieron igualar.
Los grandes de la música, mediante esta serie de interpretaciones le rindieron un gran sentido homenaje al más grande de la música italiana y del mundo. Las dos primeras son de la ceremonia del GRAMMY Award 2008 con Josh Gorban y Andrea Bocelli, el siguiente en una también ceremonia del GRAMMY pero de edición pasada interpretando Aretha Franklin escuchemos:
Hasta Siempre Luciano !!!